Queremos clientes satisfechos para los que PorkyÁvila siempre sea una alternativa de primer orden.

Para que un cochinillo pueda llevar la etiqueta de PorkyÁvila debe ser de la máxima calidad, su crianza deberá haber sido controlada y el proceso de transporte, sacrificio y envasado posterior habrán sido realizados por nuestro equipo.

El proceso productivo es siempre controlado por laboratorios externos. Pero esto es sólo lo que marca la norma, nada de especial.

Ni golpes, ni exceso de peso, ni problemas de color. Sólo un cochinillo de calidad, con el tiempo y el peso adecuado llegará a pasar nuestros controles y a mostrar nuestra etiqueta: el Cochinillo de Etiqueta de PorkyÁvila.

Un producto de calidad

Priorizamos la calidad en su mayor grado

 

Del rigor e inflexibilidad del cumplimiento de la normativa depende la consecución del que es nuestro principal objetivo que es ofrecer al cliente cochinillos de calidad y con total garantía.

Porque la calidad es fruto de un gran esfuerzo físico, de inteligencia y emocional.

Nuestros cuatro pasos para conseguir un cochinillo de calidad son:

Síguenos / Follow us

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon